8 abr. 2010

La mecánica del corazón, de Mathias Malzieu

8 abr. 2010
... O Crónica de una decepción burtoniana.

¡Primera reseña!

La pena es que no se va a llevar, ni de lejos, los cinco tréboles. Pero bueno, eso ya era pedir mucho para un inicio.

No me enrollo más y os dejo con la reseña de este libro controvertido, de ésos que seguramente os hagan sentiros tremendamente decepcionados u os enamoren para siempre. En mi caso ha ocurrido lo primero.

Como es la primera reseña que hago, aprovecho para decir que siempre voy a procurar evitar los spoilers en la medida de lo posible, y si pongo alguno, lo marcaré bien, de modo que podéis leeros la reseña tranquilamente sin miedo a que os destripe el libro. Que ésa es la gracia, ¿no?
Sin más, os dejo con el pequeño Jack y su frágil corazoncito.
_________



Título: La mecánica del corazón
Autor: Mathias Malzieu
Editorial: Mondadori
Colección: Reservoir Books
Año publicación: 2009
Páginas: 176
Formato: Tapa blanda con sobrecubierta
Precio: 13.90 €

Imagina la noche más fría de la historia. La nieve cae sobre la ciudad de Edimburgo. En lo alto de una colina nace el pequeño Jack, pero su corazón está dañado. Y por eso necesitará reemplazarlo por un reloj de madera, un corazón artificial del que dependerá su vida. Acompañemos a Jack en su aventura quijotesca desde las frías callejuelas escocesas hasta una radiante ciudad andaluza, en busca del amor. Pero, ¡cuidado! Jack debe seguir unas reglas para sobrevivir:

Uno: NO TOQUES LAS AGUJAS.
Dos: DOMINA TU CÓLERA.
Tres: NO TE ENAMORES NUNCA.

LA MECÁNICA DEL CORAZÓN DEPENDE DE ELLO

Deseemos suerte a Jack, y recuerda que, como en este cuento para niños grandes, todos hemos sufrido alguna vez por nuestro voluble corazón.

De él se ha dicho:

“Malzieu confirma su talento de narrador con este cuento de acento clásico.”
Le Figaro Magazine

“La mecánica del corazón es una joya. Con esta novela se siente el impulso de comprarlo de diez en diez ejemplares para poder regalarlo a nuestros seres queridos.”
Philippe Manche, SOIR

MI VALORACIÓN:


* * *
Y ahora la crítica propiamente dicha. Pero antes, quiero insistir en que, con este libro más que nunca, las valoraciones son totalmente subjetivas; conozco a gente muy selecta en sus gustos literarios que lo tiene entre sus favoritos, y en parte lo entiendo, porque hay pocos argumentos objetivos para valorar negativamente La mecánica del corazón, aunque alguno si hay, y si a eso le sumas que es un libro cortísimo que debería leerse en un par de horas y a mí me llevó tres días...

El autor de La mécanica es un francés al puede que algunos conozcáis también por su grupo musical, Dionysos, que parece ser que tiene bastante éxito entre nuestros vecinos de arriba. Estos datos explican muchas cosas, porque, y eso no me lo puede negar nadie, estamos ante un libro 100% francés y con un cierto liírismo que perfectamente podría recordarnos a una de esas baladas en francés que a algunos les resultas sobrecogedoras y a otros, sencillamente, tristonas y empalagosas. Con La mecánica es probable que ocurra lo mismo.

Desde el principio de la historia, en un primer capítulo (que podéis encontrar en el minisite que Mondadori ha hecho para este libro) con una ambientación realmente esperanzadora, nos sumergimos en la romántica vida del pequeño Jack (entendido aquí el romanticismo como un drama algo excesivo; muy francés todo, insisto). Little Jack, desde el día de su nacimiento, necesita la ayuda de un corazón artificial para vivir, y Madeleine, una bondadosa doctora/inventora, le proporciona el artilugio que necesita. A partir de ese momento, Jack se convierte en su frágil hijito, y los primeros años de su vida pasan en un par de páginas, hasta que llegamos al día en que Jack sale a pasear y se cruza con Acacia y... Bueno, ¿quién puede impedir que el amor llegue de repente? Jack no, desde luego, pero no olvida que el amor puede echar a perder el funcionamiento de su reloj-corazón.

Aquí comienza la verdadera historia, de la que no quiero haceros spoilers, pero que estará cargada de momentos agridulces (aunque predominarán los agrios) y personajes algo esperpénticos. ¿Os imagináis a Jack el Destripador o a Georges Méliès paseando por las páginas de La mecánica? Pues sí, y sobre todo este último, que será, probablemente, el personaje que más os convenza; quizás porque, paradójicamente, es el que está mejor perfilado, cuando sería comprensible que fuese al contrario, por aquello de que es complicado jugar con alguien real en la literatura.

Y es que los personajes no están todo lo bien definidos que a mí me gustaría. Sobre todo Acacia, que hacia la mitad/final de la historia nos va a dejar varias momentos WTF?! que nos harán darnos cuenta de que tenemos serios problemas para empatizar con ella. Es más; yo he tenido problemas para entenderla. De hecho en un capítulo deseaba que la pillase por banda George R. R. Martin para darle una lección de lo que es verdadero sufrimiento, y al siguiente me daba hasta pena. Con todo, me acabo resultando insoportable  por lo mucho que me costaba seguir sus pasos sin perderme intentando comprender por qué hacía ciertas cosas.

Con Little Jack y compañía la cosa no cambia demasiado. Pero Jack tiene la excusa de que desde el principio lo descubrimos como a un personaje ingenuo y desabrigado, que no sabe mucho del mundo o el amor, y que siente cada instante con mucha fuerza, quizás porque sabe que puede ser el último si a su corazón le da por fallar. Ahora bien... ni siquiera esto es bastante para justificar todos esos accesos de locura amorosa (por no decir locura a secas) que le dan; resulta completamente inverosimil en algunos (bastantes) momentos, como una especie de batido de Bella Swan mezclada con varias heroínas shakespearianas y un par de señoras de las tragedias griegas. Todo muy francés... Y con ésta, creo que ya es la tercera o cuarta vez que acuso a nuestros vecinos de arriba de ser un poco... "intensos". Y no sé si ellos lo serán tanto o no, pero desde luego los personajes de La mecánica del corazón lo son. Intensos y tremendamente volubles. Parece que más que andar floten en el aire tranquilamente hasta que se produce un suceso que los altera y se caen de bruces a tierra firme, provocando un terremoto bajo sus pies... Creo que es muy difícil empatizar con ellos, creo que ni siquiera la persona más meláncolica y enamorada de este planeta azul sería capaz de atreverse a afirmar con rotundidad: "yo comprendo absolutamente a Jack, Acacia y compañía; lo suyo es un amor normal y corriente". Que, por si alguien se lo pregunta, obviamente NO es un amor normal y corriente. Sólo os diré que en esta novela descubriréis que una mirada puede hacer que alguien cruce un continente... Si eso es normal, ¿qué hacemos nosotros perdiendo el tiempo en la blogosfera?

Por último, para ir concluyendo ya esta reseña que me está quedando enorme y en la que no creo estar ayudándoos mucho a decidiros, tengo que destacar positivamente la prosa del autor, que quizás sea lo mejor del libro. También notamos aquí esa intensidad y melancolía de la que hablaba antes, pero hay que reconocerle, incluso si no te gusta ese aire tristón, que se trata de una narración original y muy cuidada, que además le va que ni pintada a la historia. En eso sí que destaca este libro, y quizás sólo por eso merezca la pena leerlo incluso para los que no disfrutamos con estas historias tan arrolladoramente románticas (insisto, "románticas" en el sentido de: "¡Te amo! ¡Mi vida es un drama!").

Como detalle final, un par de aclaraciones que puede que ayuden a alguien a decidir si quiere probar suerte con La mecánica o no:

  • Puede que la historia os sorprenda al final. Al menos conmigo lo consiguió, pero, de todas maneras, me pareció un final muy forzado, de ésos que parece que busquen causar fuertes sentimientos en el lector y que, precisamente por eso, rechinan.
  • El aire a la obra de Tim Burton está presente en la novela, sí; no sólo en la (preciosa) portada, sino también a veces en el tono de la historia. Aunque si estáis pensando en leerla sólo por eso, no os lo aconsejo. Puede recordarnos a Burton, pero es muy posible que éste te encante y La mecánica te parezca una pérdida de tiempo.
  • Léela sin esperar obras maestras. Es difícil, porque el bombo que se la ha dado, la sinopsis, la portada y el aire burtoniano que acabo de mencionar hacen que uno tienda a esperarse grandes cosas de ella, y luego llega la decepción. Si la lees sin más pretensiones que la de pasar una buena tarde, entonces es posible que te siente mejor la lectura.

12 comentarios:

Maisha dijo...

¡Oh dios! A mi me gustó mucho u.u Me ha dolido ese dos en mi pequeño corazoncillo! jaja honrando a la verdad la cosa es que para gustos colores y esta argumentando así que como aquel que dice la verdad tiene muchas caras tu cara es que es bazofia y la mía que es una cucada (xD) de libro, de todos modos, la reseña me ha gustado dejo de blogear que me estoy poniendo profunda y todo OMG! Bienvenida!

Elwen dijo...

Un pelín enorme sí que te ha quedado peeeeero has dicho todo lo que querías decir, lo has fundamentado y te has explicado, cosa que vale mucho.

Me encanta este rinconcito que te has hecho, te lo dice la seria xDDDD

- Bella - dijo...

¡Bienvenido a la bloggosfera, Jorge! ;) He disfrutado mucho de tu reseña, y bueno, como tú ya he leído un par acerca de éste libro que no han sido muy buenas. Aún sigo teniendo la duda, así que lo leeré, aunque le haré esperar.

Los amores que se suceden de repente y los finales forzados, no son amigos de una servidora...

:) muá

Álex dijo...

Holaaaaaa! :)

Bienvenido a la bloggosfera Jorge y gracias por seguirme! :)

Muy buena reseña sí señor, yo soy más de alimentar las reseñas con imágenes jajaja pero guay :D

Le tenía ganas a éste libro, no lo tengo pero tampoco y de momento, no me lo pillaré jajaja

Un abrazo!

Dácil dijo...

Hola Jorge! Me ha gustado mucho tu blog!
En cuanto a la crítica pareces la voz de mi conciencia XDXD No hice la crítica de este libro porque yo no logré terminarlo...
Es una novela que comienza de una manera perfecta, mejor imposible y con promesas de un paseo inolvidable por sus páginas. Sin embargo para mi no fue así, se fue desinflando de tal manera que a mitad ( y eso que es enana) ya no pude seguir.
Una pena porque tenía una pinta estupenda,

Un saludo!

Kelemvor dijo...

Ey bienvenido!! El blog pinta muy chulo y eso de los tréboles me encanta. Por cierto, casi me meo con lo que has dicho de George R. R. Martin. Ese si que sabe darle leccioens a sus personajes! xD

Saludos!!

Alice dijo...

Bienvenido al mundo de los bloggeros! Aquí la elfa ^_^

Pues para ser tu primera reseña no coincidimos en ella xD A mi me encantó y le dí 5/5. Pero como se suele decir para gustos los colores. Me encantaron las metáforas y comparaciones que hace el autor, como narra la historia... Vamos que ma pareció un cuento gótico para adultos genial ^_^

Besitos elficos!

Mientras Lees dijo...

Hola Jorge!!

Bienvenido a la blogosfera un tanto francesa xDD (por lo de intensos y volubles!) gracias por seguirnos!

A mí el libro me gustó, pero a la vez estoy de acuerdo con todo lo que dices. Me gustó por otras cosas, es más pensaba ponerle un cuatro.

La metáfora que encierra este librito me ha gustado mucho además de la sutil prosa del autor, lleno de símiles y descripciones hermosas.

El toque Burton también, es de lo que más me gustó, sobre todo en ese aire trágico que se torna sobre todos los personajes.

Lo del amor a primera vista, bueno, algo es algo, mi mujer es chilena, pero cruzó todo un mar para estar conmigo, una ilusión que conoció en internet, a veces por amor se hacen cosas locas, pero en esta novela, es bastante ficticia y forzada, en eso tienes toda la razón.

La relación de Jack con Madeleine es hermosa, la que más me gustó, y los guiños a los personajes reales como el inventor del cine, el mago del que se habla en una relojería y Jack el destripador, fue muy simpático y no me lo había esperado.

En fin, que me gustó, pero estoy de acuerdo contigo, criticas las cosas que yo mismo voy a criticar!

Un abrazo y espero ver más reseñas tuyas, tan largas como esta o más :)

-DA-

Anabel Botella dijo...

Yo, a pesar de esos dos tréboles quiero darle una oportunidad, pero no creo que me lo compre. Hay una amiga que me lo dejará. Una buena historia no es sólo prosa, sino algo más.

Bienvenido a la blogosfera ;)

Jorge dijo...

Primerísimamente: gracias a todos por la bienvenida ^^. A ver si soy un buen vecino de blogosfera y no os molesto mucho con la música alta por las noches.

A los que os ha encantado el libro... creo que ya lo dije en la reseña: lo comprendo perfectamente. No es como algún otro libro que arrasa y uno no entiende por qué; éste tiene muchísimas cosas buenas (principalmente la prosa del autor, que es muy bella, y distinta a lo que vemos siempre), pero según la cabecita de cada uno, lo demás puede ser un completo fiasco o lo mejor del mundo. Y que conste que yo sí creo (o quiero creer) en el amor a primera vista y la happycidad eterna a lo película de Julia Roberts, peeeeero... hay veces que no te lo venden lo bastante bien como para que te lo tragues, y a mí esta vez me ha pasado, y echo la culpa a Jack y Acacia claramente; creo que la esencia de por qué no me ha gustado está en ellos.

Por último tengo que decirlo: muchos personajes de la literatura se merecen a un George R. R. Martin que les recuerde que son mortales (y mira que Canción no me dio más y me quedé en el primero; pero hay que reconocer que ese señor sí que sabe demostrar que nadie es Superman en la literatura).

Y no me enrollo más. Os agradezco otra vez a todos la buena acogida ^^. A ver si pronto le voy dando vida al blog, que está mustio.

Leyna dijo...

¡Hola!

He leído críticas bastantes pobres sobre el libro, y además la trama no me llama, así que no le compraré :/

Ya comentarás qué te parece Antes de morirme, a mí me encantó *O*

¡Te sigo! Saludos :)

sRy_ dijo...

vaya, con lo que me había gustado el vídeo del libro..últimamente parece haber una relación inversamente proporcional...bienvenido^^

Publicar un comentario