10 abr. 2010

Mundo maravilloso (1): Ryoki Inoue

10 abr. 2010
Anecdotas curiosas de escritores y libros, leyendas negras, historias difíciles de creer... Todo lo inusual tiene cabida en Mundo maravilloso.

Inauguro sección, y lo haré de la mano de un señor que puede que os suene, no tanto por alguno de sus libros, sino por «todos». Lo que quiero decir es que tal vez os resulte familiar la noticia de que un escritor brasileño ostenta el título de escritor más prolífico, y no es para menos, porque podríamos llenar nuestras bibliotecas caseras sólo con sus libros.

Os estoy hablando de Ryoki Inoue.

Este buen hombre con pinta de médico de cabecera inocentón estudio precisamente medicina, pero en 1986 la mandó al traste y comenzó a publicar. Y se ve que quiso recuperar todos esos años que estuvo conteniendo dentro de sí a su yo escritor, porque desde entonces ha estado escribiendo y publicando obras sin parar. Tanto es así, que ahora mismo lleva más de MIL. Me gustaría daros una cifra exacta, pero el ritmo de publicación de este hombre es tal que es imposible dar un dato estando seguro de que es correcto; es más, puede que en este mismo instante estén poniéndole portada a su último libro. Quién sabe…

Muchos pensaréis que tal vez empezase a escribir a los quince y fuese guardando obras en el cajón, aunque aún así seguiría siendo increíble. Y puede que haya ocurrido algo parecido, pero lo cierto es que no creo que lo necesite; este señor ha sido capaz de escribir varias novelas en un mismo día. ¿Alucinante, verdad?

Eso sí, no todo iba a ser bueno. La inmensa mayoría de sus obras son lo que podríamos llamar “historias ligeras”; libros no mucho mayores de doscientas páginas y sin grandes pretensiones. De esos que se leen en una tarde. Quizás por eso la crítica no lo tiene por un buen escritor, sino más bien por uno de los que llaman “comerciales”, pero apuesto a que el bueno de Ryoki le importa un pepino lo que diga la crítica mientras tenga mil y pico libros vendiéndose bien y dándole para vivir holgadamente. ¡Y a la gente le encantan! Ha escrito de todo, pero parece ser que lo que más le tira es el western, y debe de dársele bastante bien, porque se dice que escribe las novelillas del oeste más adictivas que se hayan visto.

Seguro que ahora estaréis pensando: «en Brasil tienen que estar harta de él». Y no es para menos, porque al ritmo que publica, ya os podéis imaginar la cantidad de novedades editoriales que aparecen en Brasil por obra y gracia de este señor cada año. Para evitar este hastío de los lectores, sus editores le han sabido dirigir bien, y Ryoki ha publicado obras bajo casi cuarenta nombres distintos.

Y, por si fuera poco, también ha hecho de “escritor fantasma” (lo que la gente de andar por casa llamamos “negro”), guiones… En fin, toda una máquina de escribir.

Ni Stephen King, ni César Vidal, ni tampoco Jordi Sierra i Fabra. Lo bueno es que estos tres son mucho más accesibles para nosotros, y hasta puede que nos convenga más no meternos en el mundo de Ryoki y sus casi mil cien obras, aunque si alguno de vosotros sois de los que adoran llamado “pulp”, ya estáis tardando en iros a Brasil a bucear entre los cientos de obras de este tipo que ha sacado a la venta nuestro amigo Ryoki.


¿Qué os parece la historia de este señor? ¿Increíble, verdad?
Menos mal que no tenía que escribir tres novelas en un mismo día en su época de estudiante de medicina, porque eso sí que habría sido de Record Guinness.


Y me retiro hasta la próxima entrada. Espero que os haya gustado la historia del doctor Ryoki Inoue.

4 comentarios:

Elwen dijo...

Genial la anécdota. Me pregunto si este hombre duerme porque ¿cómo demonios escribes varias novelas en un día? Solo una me parece inconcebible.

- Bella - dijo...

¡Wow! Me ha dejado helada la historia de éste señor xD ¿Realmente cuenta con taaaanto tiempo? ¡Es un máquina!

Jorge dijo...

Jaja, pues por lo visto un periodista de un diario famoso de USA (ahora mismo no recuerdo cuál >.<) tampoco se fiaba y le retó. Pues resulta que el periodista se desplazó a casa de este señor y fue testigo de como en una noche escribió una novela que luego salió publicada.

Y pensar que yo a los cinco minutos de abrir el Word ya estoy haciendo descansos para dar vueltas en Internet xD

Alice dijo...

Que graciosa anécdots! Está genial madre mia que hombre! A ver como se lo monta...

Besos!!

Publicar un comentario